¿Para qué servirá la licencia TDT?

El transelevador de almacén, como su nombre indica, se utiliza para apilar y transportar los materiales almacenados en los almacenes (allí forma parte del sistema) en estanterías especialmente adaptadas.

Transferencia automática de carga

Consta de:

  • agarrar
  • un conjunto de sensores
  • elementos de ejecución:
  • Motores de eje (vertical y horizontal)
  • Los motores de las pinzas (plataformas elevadoras, que se extienden en las estanterías) tienen diferentes tipos:
  • poste
  • marco
  • suspendido
  • móvil (sobre raíles)

Los transelevadores están equipados con un accionamiento eléctrico y se controlan desde la cabina del operador, que es un sistema homogéneo con un elevador, o automáticamente mediante un sistema de microprocesador. En la práctica, existen transelevadores adaptados para dar servicio a un pasillo entre estanterías, uno o varios. Según la normativa vigente en Polonia, los transelevadores están sujetos a supervisión técnica y, por tanto, requieren la notificación y aceptación por parte de la Oficina de Supervisión Técnica (UDT), así como las correspondientes inspecciones actuales y periódicas. El mantenimiento de los transelevadores sólo puede ser realizado por personas con la autorización necesaria.

¿Por qué preocuparse por la conservación?

Los daños pueden interrumpir completamente el funcionamiento de la máquina, exponiendo a la empresa a pérdidas. En una situación subcrítica, hay que pedir ayuda profesional lo antes posible. Sin embargo, incluso una pequeña avería debe notificarse tan pronto como se detecte. Y no hay que olvidar el mantenimiento regular para preparar el equipo adecuadamente para su funcionamiento, donde en ocasiones se puede inspeccionar, evaluar su estado, minimizar el riesgo de una avería o detectarla con antelación. La elección de un buen servicio es una cuestión importante, ya que sólo los técnicos cualificados pueden remediar rápidamente los problemas sin causar daños adicionales. Nos ahorran tiempo al no perderlo buscando otra cosa. Vale la pena conocer empresas de confianza y tener una garantía de los servicios prestados.

Entonces, ¿a quién le entregas tu equipo?

Al iniciar la búsqueda de empresas profesionales, hay que tener en cuenta el tiempo que la empresa lleva en el mercado. En qué tipo de reparaciones se especializa, qué tipo de opiniones tiene de los clientes, si tiene las autorizaciones correspondientes emitidas por la Oficina de Inspección Técnica confirmadas por certificados.

¿Qué equipos están cubiertos por la supervisión de la UDT?¿Qué es un transelevador y cómo mantenerlo?

En base a la normativa (Decreto del Ministro de Economía, Trabajo y Política Social de 29 de octubre de 2003), los grupos de máquinas como:

  • equipo de presión.
  • camiones elevadores,
  • gatos para vehículos,
  • equipos de manipulación (UTB): plataformas, escaleras, escaleras mecánicas, grúas, grúas fijas y móviles, polipastos, cabrestantes, transelevadores, instalaciones para discapacitadosgrúas (ascensores), carros

 

¿De qué factores dependen las revisiones?

Se trata, sobre todo, del número de horas de funcionamiento de la máquina y del mantenimiento de acuerdo con las instrucciones. La calidad de las paletas y su embalaje también es un factor. Cabe destacar que al comprar un transelevador es necesario contar con una fuente de alimentación alternativa. Lo mejor es hacerlo con antelación al prepararse. Los almacenes equipados con transelevadores automáticos suelen funcionar todo el tiempo y no pueden sufrir averías. Por lo tanto, todas las piezas deben ser sustituidas de forma continua según las instrucciones, una vez transcurrido el tiempo necesario. No importa si la pieza sigue siendo buena o ya no lo es. Es bueno contar con un servicio que tenga la tecnología necesaria para reconocer los problemas a distancia y poder responder en un instante. Otra cuestión importante es el papel del personal, ya que una formación adecuada del personal de almacén (mantenimiento) por parte del proveedor del sistema contribuirá al funcionamiento sin problemas de las máquinas. Estas personas también deben tener, autorizaciones de la Autoridad de Inspección Técnica para el mantenimiento y la operación por separado. En la mayoría de los casos, el proveedor del sistema se encarga de la inspección de mantenimiento completo y de las reparaciones. Por otro lado, el funcionamiento y el mantenimiento menor corren a cargo del propietario. Los transelevadores no son muy complejos, lo que no quita que sólo sean correctas las reparaciones de acuerdo con la documentación del fabricante, así como todas las operaciones. Teniendo en cuenta el trabajo pesado y continuo de elevación de cargas y el considerable peso de la estructura, puede parecer lógico que sea necesario un procedimiento estricto, que no implique necesariamente operaciones complicadas, para mantener la eficacia. La lubricación adecuada, la sustitución oportuna de los componentes o el desgaste y las inspecciones periódicas son muy influyentes.